Si lo dice la ciencia, va a misa

Con este sugerente título, se publica hoy en El País, un artículo que tiene de fondo las afirmaciones de Stephen W. Hawking en su último libro.

El debate sobre los origenes del universo es algo recurrente -desde mi punto de vista- no tanto para enriquecernos, sino para atarcarnos. La ciencia avanza en sus descubrimientos y la teología también avanza en sus reflexiones. Una se pregunta por unas cosas determinadas y la otra reflexiona sobre otras. No creo que deban ser excluyentes sino complementarse.

Dialogar es signo de maduréz. Descalificar, condenar, dogmatizar es signo de pobreza.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s