Crisis nuclear en Japón

Greenpeace
El Grito Nuclear de Munch

  expertos de Greenpeace ya en Japon haciendo mediciones haciendo mediciones

haciendo mediciones

Crisis nuclear en Japón

Tres semanas después de los primeros incidentes estamos cada vez más preocupados por la evolución de la crisis nuclear más grave de la historia junto a Chernobyl, con decenas de miles de desplazados y efectos todavía imprevisibles para las personas y el medio ambiente.

Estamos trabajando para ofrecer toda la información que podemos con la máxima rigurosidad. Mantente informado en nuestra página web.

Podrás conocer los últimos acontecimientos, los resultados de las evaluaciones y mediciones que lleva a cabo el equipo de expertos enviados por Greenpeace, así como las diferentes reacciones y declaraciones en torno a esta crisis.

Podrás también conocer la agenda de manifestaciones y concentraciones que se están organizando en toda España para pedir el fin de la era nuclear.

Y sumarte a la ciberacción para pedirle al gobierno que cierre las nucleares.

¡Actúa! Ni horca ni lapidación para Sakineh

Amnistía Internacional España

Novedades sobre el caso de Sakineh Mohammadi: Hemos sabido que Sakineh
sigue sin poder recibir visitas -desde agosto- y que su abogado está
detenido, según confirmaron ayer las autoridades iraníes.

¡Todavía podemos parar su ejecución! Firma nuestra ciberacción.

www.es.amnesty.org

Sakineh Mohammadi Ashtiani es una mujer iraní, madre de dos hijos. Fue condenada en 2007 por adulterio y recientemente por asesinato. Podría ser ejecutada en cualquier momento.

 

Las autoridades marroquíes deben abrir de inmediato una investigación para esclarecer la muerte de un niño de 14 años.

CIBERACTUA:

 

 

Las autoridades marroquíes deben abrir de inmediato una investigación para esclarecer la muerte el pasado 24 octubre en un control militar marroquí de Al-Nagem Al-Qarhi, un niño de 14 años. Al-Nagem Al-Qarhi se encontraba en un automóvil que llevaba provisiones a un campamento de protesta levantado a unos 10 km al este de El Aaiún.

Según ha relatado la hermana de Al-Nagem, el muchacho murió casi inmediatamente después de ser alcanzado en el riñón por un disparo efectuado a corta distancia por los militares marroquíes. La familia de Al-Nagem ha denunciado que las autoridades marroquíes lo enterraron al día siguiente por la tarde, sin permitir a su madre y hermanos ver el cadáver, y sin comunicarles el lugar del enterramiento.

El gobierno de Marruecos tiene que demostrar que la muerte de este niño de 14 años no se ha producido como consecuencia de un uso excesivo de la fuerza, en un intento por obstruir el acceso al campamento de protesta saharaui, e impedir su abastecimiento.

Desde el 10 de octubre de 2010, millares de saharauis han levantado un campamento en el desierto, a unos 10 o 13 kilómetros al este de la ciudad de El Aaiún, con el fin de exigir mejores oportunidades de trabajo y vivienda. El ejército marroquí mantiene una fuerte presencia en torno a este campamento.

Pide al gobierno de Marruecos que investigue estos hechos.

¡Actúa!