Cristianos Socialistas presenta una solución “a la finlandesa” para centrar el debate “religión y escuela”.

el profe de religion morganSe acercan las elecciones, y como cada vez que se prevé que estas traigan un cambio o revisión de las leyes educativas, reaparece la “polémica sobre las clases de Religión”. Parece que fuera el único o más grave de los problemas de nuestro sistema educativo. Un debate a destiempo, oportunista, poco realista y objetivo, que se utiliza como arma política más que como una reflexión seria sobre la oportunidad, necesidad, y/o aportación de este área a la formación integral de las personas. A continuación un articulo que pretende cambiar un poco esa tendencia del debate.

“Cristianos Socialistas propondrá al PSOE, en un documento, una asignatura sobre la enseñanza cultural de la religión, dentro de un modelo cultural-no confesional, que tendrá en cuenta las raíces cristianas de Europa y que seguirá el ejemplo de otros países europeos como Finlandia, Reino Unido o Suecia”.

[Continuar leyendo]

SIGUE EL DRAMA DE LOS REFUGIADOS Y DESPLAZADOS

Estas personas que ves en la imagen son algunas de las miles que han sido rescatadas en el Mediterráneo este año. Son inmigrantes y también personas que han huido de conflictos en distintas partes del mundo y que necesitan protección internacional. Todas ellas arriesgan su vida para llegar a un lugar seguro donde encontrar asilo y una vida mejor. Hoy hemos sabido que las solicitudes de asilo en países industrializados aumentaron durante el primer semestre de 2014 (en su mayoría de sirios) y que 2/3 de ellas se registraron en apenas 6 países. http://bit.ly/Zg2fU3

Acabamos la semana con una reflexión del Alto Comisionado de ACNUR que nos parece importante compartir: “La comunidad internacional tiene que preparar a sus ciudadanos para la realidad de que, dada la ausencia de soluciones a los conflictos, cada vez más y más personas van a necesitar refugio y asistencia en los próximos meses y años”.
refugiados
Foto © ACNUR/A.D’Amato

La lección de la mariposa

Un día, una pequeña abertura apareción en un capullo; un hombre se sentó y observó por varias horas cómo la mariposa se esforzaba para que su cuerpo pasase a través de aquel pequeño agujero.

Entonces pareció que ya no lograba ningún progreso. Parecía que había ido lo más lejos que podía en su intento y no podía avanzar más.

Entonces el hombre decidió ayudar a la mariposa: tomó una tijera y cortó el resto del capullo. La mariposa, entonces, salió fácilmente. Pero su cuerpo estaba atrofiado, era pequeño y tenía las alas aplastadas.

El hombre continuó observándola, porque esperaba que en cualquier momento las alas se abrirían y se agitarían para ser capaces de soportar el cuerpo, que a su vez iría tomando forma.

!Nada ocurrió! En realidad, la mariposa pasó el resto de su vida arrastrándose con un cuerpo deforme y alas atrofiadas. Nunca fue capaz de volar.

Lo que el hombre, en su gentileza y voluntad de ayudar, no comprendía, era que el capullo apretado y el esfuerzo necesario para que la mariposa pasara a través de la pequeña abertura era el modo por el cual Dios hacía que el fluido del cuerpo de la mariposa llegara a las alas, de tal forma que ella estaría pronta para volar una vez que estuviera libre del capullo.

Algunas veces, el esfuerzo es justamente lo que precisamos en nuestra vida. Si pasáramos a través de nuestras vidas sin obstáculos, nos quedaríamos lisiados. No seríamos tan fuertes como podríamos haber sido y no podríamos volar.

Pedí fuerzas y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte.

Pedí sabiduría y Dios me dio problemas para resolver.

Pedí prosperidad y Dios me dio un cerebro y músculos para trabajar.

Pedí coraje y Dios me dio obstáculos para superar.

Pedí amor y Dios me dio personas para ayudar.

Pedía favores y Dios me dio oportunidades.

No recibí nada de lo que pedí, pero recibí todo lo que precisaba.

Dios no existe

  

  Un hombre fue a una barbería a cortarse el cabello y recortarse la barba. Como es costumbre en estos casos, entabló una amena conversación con el señor barbero.

Hablaban de muchas cosas y tocaron muchos temas, de pronto tocaron el tema de Dios y el barbero dijo:

– Mire usted que yo no creo que Dios existe, como usted dice…

-Pero, ¿por qué dice usted eso? Preguntó el cliente.

-Pues es muy fácil, basta con salir a la calle para darse cuenta de que DIOS NO EXISTE, o digame. ¿Acaso si Dios existiera, habrían tantos enfermos, habría niños abandonados? Si Dios existiera no habría sufrimiento ni tanto dolor para la humanidad. Yo no puedo pensar que exista un Dios que permita todas estas cosas.

   El cliente se quedó pensando, pero no quiso responder para evitar una discusión.El barbero terminó su trabajo y el cliente salió del negocio.

   Recién abandonó la barbería cuando vio en la calle a un hombre con la barba y el cabello largo, al parecer hacía mucho tiempo que no se la cortaba y se veía muy desarreglado. Entonces entró de nuevo a la barbería y le dijo al barbero:

-¿Sabe una cosa?, los barberos no existen.

-¿Como que no existen? Preguntó el barbero, si aquí estoy yo y soy un barbero.

-¡No, dijo el cliente, no existen, porque si existieran no habría personas con el pelo y la barba tan larga como la de ese hombre que va por la calle.

-¡Ah!, los barberos sí existen, lo que pasa es que esas personas no vienen a mí.

-¡Exacto! dijo el cliente, ese es el punto. Dios Sí existe; lo que pasa es que las personas no van a Él, y no le buscan! por eso hay tanto dolor y miseria.